Vinculándose con los niños

Vinculándose con los niños

Los adultos que quieren aprender a realzar la vida de los niños se enfrentan al reto de perfeccionar cuatro puntos fundamentales de la influencia efectiva:

D1 — SER SINCERAMENTE AFECTUOSO Y POSITIVO,
D2 — ABRIR NUEVAS FORMAS DE SER A TRAVÉS DEL JUEGO RECEPTIVO,
D3 — GUIAR INFORMANDO Y NO DIRIGIENDO,
D4 — PRESTAR ATENCIÓN A LAS DISPOSICIONES ESENCIALES DE LOS QUE EFECTIVAMENTE APRENDEN.
Los cuatro Módulos de Vinculándose con los niños, ofrecen a los adultos una oportunidad para examinar cada uno de estos puntos esenciales y descubrir cómo tener éxito con los niños.  Al comprometerse a cumplir con una serie de tareas, los participantes investigan sus propias acciones, expresan sus valores fundamentales a otros y perfeccionan su habilidad para realzar la vida de los niños que tienen a su cuidado.

El aprendizaje ocurre más convincentemente cuando las personas que aprenden se involucran, se vuelven dueños de su experiencia y reflexionan sobre ella.  Estas investigaciones guiadas proveen esta oportunidad. Los participantes emprenden un viaje de descubrimiento al usar su trabajo diario con los niños y su colaboración regular con otros para descubrir cómo rodear a los niños de apoyo y realzar su dedicación activa. Ellos adquieren nuevas habilidades al construir su entendimiento con sus compañeros en una comunidad que los apoya. Esta es la manera en que los niños y los adultos aprenden juntos juguetona y profundamente.

Al cultivar los cuatro puntos fundamentales  -ser positivo, juguetón, informativo y receptivo a la emergencia de las disposiciones claves para aprender-  la gente optimiza su manera de ser para realzar la vida de cada niño. El reto que enfrentamos como educadores o padres de familia es desarrollar maneras de actuar que funcionen como queremos: deseamos poder entablar relaciones personales con niños diferentes en circunstancias distintas; deseamos de acuerdo con nuestros valores personales poder actuar sobre qué es bueno para ellos en sus vidas con otros; deseamos poder desarrollar en cada niño responsabilidad y confianza en sí mismo.

Esto es lo central de convertirse en un educador profesional. Uno no puede transmitir completamente cómo se logra esta manera de ser, así como uno no puede transferir a un niño que recién aprende a montar una bicicleta el logro de ya saberlo. Es esencial este descubrir a través de la experiencia con apoyo. Estos cuatro Módulos de Vinculándose con los niños,  guían a las personas, paso a paso, en un colaborador descubrimiento y evalúan auténticamente su logro.  Ofrecen oportunidades para que cada persona investigue, represente y documente, a su manera, una capacidad y un entendimiento profundo de los puntos esenciales de la influencia.

La meta es construir un entendimiento profundo de la esencia de ser un líder receptivo, juguetón y reflexivo que actúa de acuerdo con sus auténticos valores. Vinculándose con los niños desafía a que cada persona abandone los hábitos de la costumbre para vincularse con cada niño y entrar en la profesión  -sensible a las personas que aprenden- de educación de la niñez temprana.

Visión general de los Módulos

Las cuatro experiencias de aprendizaje en secuencia no ofrecen sermones que uno tenga que tolerar ni lecturas para recordar. Los Módulos son modelos de aprendizaje cooperativo y práctica constructiva. Los Módulos evitan recetar qué es lo que se debe saber. Bajo la presencia de un Guía, los participantes en Vinculándose con los niños investigan en colaboración sus experiencias con los niños y refinan su entendimiento, sus valores y sus habilidades para influir en los niños.

Cada Módulo consiste en una serie de seis investigaciones realizadas en contacto diario con los niños dondequiera que ocurra, ya sea en una guardería o en casa, en el rol de padre de familia o de niñera. Una vez a la semana, en un lugar conveniente, los participantes se reúnen con el Guía por 45 minutos. Comparten lo que descubren en sus investigaciones y hablan de lo que se les ocurra. Gradualmente, en el curso de la secuencia de 10 sesiones por Módulo, los participantes construyen en colaboración los elementos esenciales para facilitar el aprendizaje y al final le demuestran a la comunidad  -cada uno a su manera- su eficacia genuina para educar a los niños.

A primera vista, la secuencia de investigación de Vinculándose con los niños puede no transmitir lo que está ocurriendo en la experiencia de los participantes. Debido a que estamos lidiando con una secuencia educativa designada para fomentar el crecimiento y no para proveer respuestas pre-determinadas, comprender el contenido puede ser al comienzo un desafío. Cada investigación y su discusión subsecuente son esencialmente pasos medidos para evolucionar en nuevas formas de ser con los niños. Además,  dado que se basa en una experiencia del mundo real y dentro de culturas únicas y con individuos únicos, cada persona  y cada grupo de personas va a proceder de una manera distinta. Para poder comprender el efecto, uno debe imaginar qué podría ocurrirle a una persona que emprende cada experiencia al lado de colegas que la apoyan y, más aún, qué podría estar ocurriéndoles a todos ellos en sus relaciones diarias con los niños.

Módulo D1 — Expresando afecto a los niños

Los participantes definen cómo quieren responderles a los niños y exploran nuevas formas de transmitir su consideración positiva; además descubren cómo expresar afecto a todos los niños y demuestran una eficacia realzada para educar a los niños.

Valores: registrar ejemplos de cosas buenas que usted ve hacer a los niños en su clase, clasificarlas en categorías similares y ponerles nombres a dichas categorías.

Respuestas de los adultos: reunir ejemplos de cómo otros adultos responden a los niños, aprobando o desaprobando lo que hacen, y luego comparar su propia manera de hablar con una colección de respuestas de aprobación y desaprobación usadas por maestros.

Hábitos: registrar el número de veces que usted les dice “no” a los niños y adultos.

Reconocimiento no-verbal: practicar intensivamente cómo hacer expresiones faciales y movimientos de cuerpo no-verbales, así como sonidos de sorpresa y placer.

Descripciones: practicar intensivamente cómo hacer declaraciones objetivas sobre las acciones que usted valora sin hacer juicios subjetivos sobre otros.

Distribución: mantener un registro del número de veces que usted expresa afecto  a cada uno de los niños a través de descripciones y del reconocimiento no-verbal.

Proyecto de entendimiento: comunicar la historia de un cambio logrado en un niño o grupo de niños al haber respondido positivamente, sin necesidad de dar indicaciones o ánimo.

Expresión de entendimiento: crear, a través de cualquier medio, una expresión personal del entendimiento profundo y duradero que emerja del trabajo en este Módulo.

Módulo D2 — Jugando receptivamente

Los participantes definen el juego y distinguen qué significa jugar receptivamente con los niños; además encuentran formas para jugar con niños diferentes y determinan pautas para el juego de los adultos con los niños; demuestran también cómo usar el ser juguetón para abrir nuevas posibilidades para los niños.

El concepto del juego: construir un concepto común del juego y sus influencias en el contexto social.

Iniciaciones del juego: observar y registrar el juego de los niños distinguiendo entre iniciaciones y respuestas del juego.

Distribución del juego: tomar nota de los niños con que usted juega en la clase.

Exploración de un proyecto sobre el juego: decidir qué aspecto de la experiencia de los niños desea usted realzar.

Documentación: tomar fotos y llevar un diario del esfuerzo de usar el juego receptivo para influir en un niño.

Valores: determinar las pautas para cuándo jugar o no jugar con los niños.

Proyecto de entendimiento: comunicar la historia de la transformación de un niño o grupo de niños a través del juego receptivo.

Expresión de entendimiento: crear, a través de cualquier medio, una expresión personal del entendimiento profundo y duradero que emerja del trabajo en este Módulo.

Módulo D3 — Hablando informativamente

Los participantes distinguen los tipos de habla que crean exigencias en los niños y practican cómo darles señales, en vez de instrucciones, a los niños; llenan el mundo de los niños con información, más un vocabulario complejo, y ofrecen formas informativas de hablar a los niños.

Declaraciones de maestros: registrar cómo otros hablan a los niños y clasificar estas declaraciones para distinguir las exigencias (instrucciones, tutorías y preguntas) de las no-exigencias (social e información).

Exigencias: contar el número de instrucciones y preguntas que usted hace a los niños.

Señales descriptivas: contar el número de veces que usted usa la “Secuencia de  señales descriptivas”.

Información: reunir ejemplos de cada uno de estos tipos de habla informativa: habla subjetiva, descripciones y expansiones.

Auto-evaluación: evaluar el número de instrucciones y declaraciones informativas que usted hace y establecer una meta personal para un periodo de dos semanas.

Vocabulario amplio: planear y usar nuevo vocabulario en una actividad diaria.

Proyecto de entendimiento: comunicar cómo el hablar informativamente, con pocas instrucciones o con un vocabulario complejo, causa un impacto en la vida de los niños.

Expresión de entendimiento: crear, a través de cualquier medio, una expresión personal del entendimiento profundo y duradero que emerja del trabajo en este Módulo.

Módulo D4 — Prestando atención a la iniciativa, cooperación y perseverancia

Los participantes distinguen las acciones de los niños que representan las disposiciones de tomar iniciativa para actuar, cooperar con otros y perseverar a pesar de las dificultades para conseguir sus objetivos. Para culminar, los participantes llevan a cabo  –usando sus habilidades adquiridas en los Módulos previos-  un proyecto para demostrar el desarrollo de las disposiciones de aprendizaje en los niños.

El concepto de iniciativa: definir la iniciativa al examinar las acciones de los niños en la clase.

Estudio sobre la iniciativa: reunir iniciativas que usted valora en todos los momentos del día, clasificándolas en grupos similares y dándole un nombre a cada grupo.

El concepto de cooperación: definir la cooperación al examinar las acciones de los niños en la clase.

Estudio sobre la cooperación: contar las acciones cooperativas de todos los niños.

El concepto de perseverancia: definir la perseverancia al examinar la cantidad de tiempo que un niño muy activo se concentra en una actividad.

Estudio sobre la perseverancia: registrar la cantidad de tiempo que los niños, sin necesidad de ayuda,  se quedan trabajando en una tarea difícil.

Proyecto de entendimiento: comunicar la historia de un cambio en la iniciativa, cooperación o perseverancia de un niño.

Expresión de entendimiento: crear, a través de cualquier medio, una expresión personal del entendimiento profundo y duradero que emerja del trabajo en este Módulo.

Tiempo de duración

Cada Módulo tiene 8 componentes numerados del 1-8, generalmente asignados cada semana. El componente 7: Proyecto de entendimiento, requiere de dos semanas para ser terminado. Cuando los participantes se reúnen, discuten los resultados de su investigación en el siguiente orden: 0 1 2 3 4 5 6 7 7 8, cumpliendo un total de 10 sesiones.  Por consiguiente, un Módulo requiere 10 semanas, o 40 semanas para los cuatro Módulos. Tomando en cuenta las vacaciones y los feriados, los cuatro Módulos abarcan aproximadamente 9 meses. Por ejemplo, pueden empezar en setiembre y terminar en junio.

Con más sesiones por semana, los Módulos se pueden llevar dos a la vez: D1 con D2 y D3 con D4. Cada sesión requiere entonces 90 minutos y la serie se reduce a 20 sesiones. Llevar dos Módulos juntos representa una inversión considerable de tiempo y esfuerzo de parte de cada participante. Es recomendable llevar uno a la vez.

Los Módulos tienen una secuencia deliberada que ha sido probada. Los participantes que los han llevado fuera de la secuencia, no recomiendan esta experiencia.

Este periodo largo de semanas es esencial. Las personas están aprendiendo nuevas formas de ser con los niños. Están cambiando sus hábitos de una manera cuidadosamente considerada y los niños cambian también. No hay un atajo o un camino más simple, sino una experiencia sostenida y reflexiva.

El Guía

Un Guía está presente en cada una de las sesiones para facilitar la reunión de los participantes. El o ella prepara las copias para repartir, se asegura que se mantenga un registro de participación, compila el trabajo del grupo y verifica la finalización del trabajo. El Guía no hace ningún intento de cambiar a los participantes; ellos se cambian a sí mismos. La Guía de la sesión prescribe los detalles de ese rol.

El Guía puede ser cualquier persona a quien los participantes consideren como una que tiene mucha experiencia y conocimiento en la educación de la niñez temprana. Nos sirve con precisión la metáfora del viejo sabio de la tribu.

Next Challenge